ORTOREXIA: Cuando comer sano deja de ser sano

Septiembre 6, 2016

En varias ocasiones hemos escuchado o leído acerca de la Anorexia y Buliamia, pero ¿escuchaste de la Ortorexia?
Hace unos meses tuve escribí sobre la Ortorexia para la revista Viú de El Comercio.
Al finalizar este artículo sabrás todo lo que sucede cuando lo saludable se convierte en una obsesión.

La Ortorexia es el trastorno de la conducta alimentaria, que en la actualidad afecta a una población que va en aumento, esta consiste en la obsesión por mejorar el estado de salud por medio de la alimentación. En un principio, este podría parecer un comportamiento adecuado (comer alimentos y/o productos sanos y naturales), y con resultados beneficiosos. Sin embargo, podría convertirse en un problema serio y traer consigo consecuencias graves para nuestra salud.

1) ¿Cómo es posible que comer sano nos haga daño?

Aunque esto suene contradictorio, puede pasar. Nos preguntamos: ¿cómo puede ser que el comer sano pueda ser algo malo para mi salud?, pues Sí, el problema está en la OBSESIÓN que tiene una persona por alimentarse sano, lo cual llega a tener una conducta enfermiza, pudiendo traer consigo problemas en nuestra salud.

 2) ¿Cuáles son los riesgos de la obsesión  por “comer sano”?

Los riesgos son muchos los riesgos, sobretodo si la persona no está bien informada, y sigue este ritmo de alimentación por moda. Las personas con Ortorexia, suelen ser tan estrictos con su alimentación, restringen tipos de alimentos de su dieta en cantidad y calidad, y cuando la incumplen se castigan asimismo con dietas extremas y/o ayunos prolongados. Pueden sufrir de carencias nutricionales como:

  • Déficit de Vitaminas y Minerales
  • Falta de Energía
  • Anemia

3) ¿Cómo actúa una persona que sufre de Ortorexia?

Las personas con Ortorexia, como lo mencione anteriormente, tienen la obsesión por alimentarse sano, lo cual, los lleva a estar preocupados por los alimentos que ingieren, suelen tener características definidas como:

  • Obsesión por comer alimentos sanos con comportamientos obsesivo – compulsivos,
  • Dedicarle horas a planificar y organizar su menú del día,
  • Revisar exhaustivamente el etiquetado nutricional y composición de productos,
  • Pesar, seleccionar y analizar los alimentos,
  • Comprar alimentos especiales,
  • Aislamiento social durante los tiempos de alimentación.

Todo esto hace que el estilo de vida se convierta en una actitud patológica.

4) ¿Cuánto influye la moda en esto? Hoy los productos sanos, naturales y orgánicos están de moda. ¿Es comprar solo esas cosas realmente comer sano?

Definitivamente la moda influye enormemente, en la actualidad ha aumentado el porcentaje de personas que deseen comer sano, no solo por cuidar su cuerpo y por motivos estéticos, sino va más allá de esto, es por salud. Está moda de no sólo pensar en mantener un cuerpo de manera estética, sino, el desear estar y sentirse sano, evitando así, enfermedades relacionadas a  una mala alimentación, como la Obesidad, Diabetes e  Hiper-dislipidemias, ha ido en aumento. Hasta este punto todo lo mencionado es positivo, el problema radica cuando esto se convierte en una actitud anormal y se vuelve patológico.

En Lima existen nuevas tiendas de alimentos orgánicos, tiendas orgánica, ferias dominicales orgánicas, y esto es un lado positivo dentro del ámbito nutricional, porque como consumidores tenemos más opciones y diversidad  en el mercado, pero esto va más allá de solo comprar el alimento, hay que saber si ese alimento es bueno para mí, de cómo debo combinarlo, cómo debo prepáralo, no todas las personas reaccionamos de la misma manera con un alimento, cada organismo es único.  Es por este motivo, que yo recomiendo siempre estar asesorado por un especialista, Nutricionista, que es la persona indicada en brindarte toda la información del caso.

5) ¿Qué consejos darías a las personas que quieren comer sano?

Como primer y más importante consejo, es que deben estar bien asesorados, visitar a un Nutricionista es la mejor opción, así podrán despejar todas las dudas del caso.

La clave está en llevar una alimentación variada y equilibrada, teniendo en cuenta la cantidad y calidad de alimentos que se consuma, sin restringir alimentos ni nutrientes, eligiendo tipos de preparaciones adecuadas. Todo cambio que se realice debe ser de manera gradual, para que este forme parte de nuestro estilo de vida. No debemos olvidar que un estilo de vida saludable siempre va de la mano con el ejercicio.

Llevar una alimentación sana debería tener un efecto positivo sobre nuestra salud y no por ello debo dejar de disfrutar la vida o con mi entorno social.

 

Mg. ND Tania Arauco Lozada
para Viú – El Comercio

You Might Also Like